Bienvenida a mi blog, espero que encuentres inspiración en este espacio tan íntimo y tan autentico, en el que comparto mis vivencias más intensas y como he ido transformando mi vida, consiguiendo todo aquello que me he propuesto, gracias a los aprendizajes y las herramientas que me ha facilitado el coaching, estos artículos estarán enfocados en la maternidad y la fertilidad aportando desde mi propia experiencia como cambiando nuestra forma de ver las cosas y afrontando nuestros miedos más inconscientes podemos conseguir todo aquello que anhelamos.

Espero que este contenido te sea útil y te aporte muchas cosas positivas a tu vida.

Hoy quiero abrir este post con un tema muy cotidiano, y a la vez muy intenso y es obtener pequeñas pautas que nos permitan pasar a la acción a pesar del miedo.

Sin darnos cuenta estamos llenos de creencias que nos limitan en nuestro día a día y caminamos por la vida con el freno de mano echado que nos impide evolucionar y construir la vida que realmente anhelamos vivir.

Concretamente en el tema de la maternidad, son muchas las mujeres que me escriben diciéndome: “Me siento como un bicho raro, por tener tantas dudas sobre el embarazo, lo veo como algo negativo”.

Y se dicen frases como, “yo nunca lo conseguiré”, “pobre de mí”… Normalmente va evitando las responsabilidades para desvalorizarse, colocándose continuamente en su vida en un rol de víctima.

Eso me pasaba a mí, mi vida estaba llena de miedos entorno a la maternidad, en el fondo de mi ser deseaba poder formar una familia, pero esas voces de sirena internas que me repetían que la maternidad era un lastre, que un hijo era mucha responsabilidad, que no era el momento ya que no lo podría compaginar con mi trabajo, la renuncia a todo lo que había
creado en mi mente me hacía ver la maternidad como algo negativo y perjudicial, para mí “acomodada” vida.

Todas esas voces eran mis miedos más inconscientes, desde niña había ido tapando mis anhelos y mis sueños, había ido cubriendo el tema de la maternidad con creencias que iba absorbiendo por mi entorno, y ese miedo al fracaso me hacía impulsarme para conseguir sólo logros profesionales que ocultaran ese sentimiento de vacío.

Pero la voz de tu corazón y de tu alma, llega un día que golpea más fuerte, y te susurra que tu felicidad está en otro sitio, tu esencia, tu ser te pide que luches por lo que realmente quieres, y es así como esa voz logra hacer un pequeño espacio y quebrar esas creencias que te están impidiendo que cumplas tus verderos sueños.

Ese miedo al fracaso, esa emoción nos hace enfrentarnos a lo que en realidad queremos.

Claves para pasar a la acción a pesar del miedo:

Lo primero que tienes que hacer es coger papel y lápiz y contestar sinceramente a la pregunta:

¿Para qué quiero ser madre?

Descubre cual es el mensaje que tu interior te dicta.

Empieza a atender y saber, cuáles son tus VALORES más importantes y si eso valores son los que están dirigiendo tu vida.

Define tu vida, la que deseas

¿Por qué quieres conseguir ese sueño?

¿Qué valores principales son los que apoyan esa decisión?

Actúa desde tu ser, desde lo que es importante para ti y para tu evolución como Ser Humano.

Intenta soltar las creencias que otras personas han creado en tu mente y pon el foco en lo que tu realmente quieres conseguir y te hará feliz, avanza en tu camino con pequeñas acciones diarias que te lleven hacia tu Objetivo.

Descríbeme si lo deseas tu situación en comentarios e intentare darte respuesta…

Escanea el código