“El sueño de Ser Mamá”

Soy Marina Cebollero

Tengo 44 años, y trabajo como comercial desde hace 20 años para una gran empresa en el sector Turístico.

Cuando mi vida se estabilizó y cumplí los 39 años decidí que era el momento de ser madre.

Tenía todo lo que quería, un buen trabajo, estabilidad financiera, un marido maravilloso, pero sentía que no estaba completa, sentía un gran vacío.

Sentía que había fallado en uno de mis grandes sueños, tener un hijo, y me puse a buscarlo con la esperanza de conseguir quedarme embarazada pronto.

Pero no fue como yo esperaba…

Tras más de 4 años de intentarlo y tras someterme a varios tratamientos médicos realizando todo tipo de pruebas tanto a mi como a mi marido, después de todo este tiempo lo único que pudieron decirnos los médicos es que teníamos un diagnóstico de esterilidad sin causa aparente, que yo ya tenia 43 años y que sería muy difícil conseguirlo….

Cada negativo caía sobre mi como un jarro de agua fría, no podía creer que jamás sentiría ese amor de tener un hijo, me sentía completamente frustrada, había invertido esperanza, tiempo y mucho dinero, tenía un crédito aún por pagar de los tratamientos anteriores, y pocas esperanzas y ganas de volver a pasar una vez más por lo complicados procesos de fertilidad.

El hecho de no haber sido madre hacía sentirme muy mal conmigo misma, ya que había dedicado prácticamente los últimos 20 años a mi desarrollo profesional, había postergado mucho la decisión y me sentía totalmente arrepentida, había perdido toda la ilusión y sentía que mi trabajo ya no me llenaba, y ya no me divertia viajar tanto ni tampoco quería tener tanta responsabilidad.

Con mi marido estaba feliz, pero sentía que me faltaba algo, siempre me habían gustado los niños y me dolía aceptar que la vida no me permitiera poder vivir esa experiencia, la gente me decía que se vive feliz y bien también sin hijos que son mucha responsabilidad, pero yo sentía que me faltaba algo, me había imaginado siendo madre, amando incondicionalmente y me sentía muy vacía.

Cómo se produjo el Milagro

Mi cabeza no paraba de dar vueltas, sentía que no podía rendirme y me aferraba a la idea de que tenía que conseguirlo, no me imaginaba mi vida sin tener descendencia.

Empecé a leer e investigar más sobre las emociones en internet y di con un coach, tras mi primera sesión con él, tome conciencia de mis miedos y descubrí que algo estaba bloqueando este proceso, me quedé con sus palabras, “tener un hijo es tu deseo ardiente no es un capricho así que trabaja en ti y ve a por ello….” Esas palabras y la sesión me dieron fuerzas y decidí comenzar un viaje profundo de autoconocimiento.

Empecé a formarme en inteligencia emocional, realizando el master y especializándome como coach ontológico profesional y allí descubrí mi misión y mi propósito.

A los 8 meses de empezar ese trabajo emocional conocí la noticia de que estaba embarazada!! Creo que si sabemos cambiar nuestras creencias limitantes, nuestros pensamientos negativos, nuestras emociones y empezamos a poner claridad en nuestra vida, podemos transformar completamente
nuestras circunstancias y conseguir todo aquello que nos propongamos.

Es así como cree mi propio método Mum to Be, basado en mi propia experiencia de vida. Creo en el ser humano y en el potencial que cada uno de nosotros tenemos, nuestra esencia.

A través de mi sensibilidad y mi valentía, quiero ayudarte a que transformes aquellas creencias y pensamientos que te limitan y que consigas la vida que mereces y por supuesto que cumplas El sueño de ser mamá.