Todo empezó en el año 2016, durante un viaje que hice a Tailandia. Allí me di cuenta de lo estresada, frustrada y angustiada que vivía, siempre estaba en movimiento y en acción, persiguiendo un objetivo tras otro. Me sentía cada día demasiado cansada y agotada tanto física como mentalmente.

Fue durante ese viaje, dónde vi que realmente se podía vivir de otra manera y fue cuando pude parar mi mente y conseguir hacer ese click mental y entender que las respuestas a todo lo que me pasaba no estaban fuera sino dentro de mí misma. Me dí cuenta de que estaba en la rueda de trabajar diariamente 10-11 horas y que era muy difícil salir de ese bucle en el que había entrado mi vida.

Fue cuando me plantee la pregunta ¿Qué estoy haciendo con mi vida? Y empecé un cambio de paradigma total que me llevo a cambiar totalmente mi foco y visualizar de forma clara el nuevo rumbo que quería llevar en mi vida.

Para ello empecé a Pacificar el camino, y quitar todo aquello que no aportaba nada bueno para mí.

Limpiando y deshaciéndome de tantas cosas que no necesitaba tener.

Aprendiendo a decir que No cuando algo no me gustara.

Cuidando mi cuerpo (físico).

Atendiendo la calidad de mis relaciones personales.

Saber qué es lo que quería escuchar.

Aplicar más en mi vida acciones como la compasión, el amor y el perdón.

Así fue como fui ganando en Perspectiva, y fui paso a paso construyendo la vida que quería crear para mí.

Y empecé a vivir en modo presente conectando con el aquí y el ahora y sintiendo de modo consciente de lo que estoy eligiendo y las acciones que estoy haciendo en mi día a día, empecé a tomar acción y empezar a plantar las semillas de los frutos que quería conseguir en un futuro, pero dejando que la vida se encargara del cómo se darían los resultados.

Y Siempre apliqué la Perseverancia para no decaer ni tirar la toalla hacia el rumbo que me había marcado.

Siempre fluyendo con lo que la vida tiene preparado para nosotros.

Si este artículo ha resonado contigo, si sientes que ha llegado la hora de encontrar tu foco y visualizar de forma clara tu rumbo, te agradecería enormemente que me dejaras unas líneas en los comentarios, tu opinión ayuda a inspirar a otras personas y juntos conseguir una vida más plena y feliz.

¡¡Gracias por leerme!!

Escanea el código